Portal del campo resalta el desarrollo de Nutrisato

ir al HomeLos creadores aseguran que no daña los suelos y que es de bajo costo

Un compuesto en base a desechos orgánicos de la industria alimentaria, cuya fórmula es mantenida bajo siete llaves por sus autores, es la base de un novedoso y poderoso fertilizante que rozaría la perfección: ayuda a las plantas a autocombatir las plagas, hace crecer frutas y verduras de mayor tamaño y con más nutrientes, es inocuo para los suelos y tiene un muy bajo costo de producción.

¿Qué es esta maravilla?, se llama Nutrisato y fue creado por un grupo de tres profesionales que, postulando al Programa Brain Chile -organizado por el Centro de Innovación UC- pretenden conseguir apoyo para acelerar su emprendimiento que, de funcionar cómo afirman, debería costarle poco o nada salir al mercado.

En 2015, Rodrigo Ferreira (28), ingeniero comercial de la U. de Santiago; Carla Céspedes (24), agrónoma de la U. de Chile, y el bioquímico y doctorante en Biotecnología de la U. de Santiago, Alejandro Muñoz (28), comenzaron a trabajar en este proyecto, que vio la luz a fines del verano pasado.

Carla Céspedes afirma que el Nutrisato ayuda a que la planta reciba un golpe de nitrógeno, que “activa sus sistemas inmune y fotosintético, ayudándola a autoprotegerse de las plagas y ser más eficiente en el uso de la luz. Así, la planta concentra el 100% de su energía en desarrollar sus frutos, haciendo que crezcan a un tamaño mayor de lo habitual. ¿Qué tan más grande?, como muestra presentaron dos pimentones plantados al mismo tiempo, hace un mes y medio. Fueron cosechados antes de tiempo para mostrarlos al programa Brain-Chile.

El que no había recibido el fertilizante, medía 2,8 centímetros, mientras que el ayudado por Nutrisato llegó a 6,5. “Lo hemos probado también en ajíes y tomates, con el mismo resultado, crecen al doble de su tamaño”, agrega.

Pero también sería inofensivo para los suelos. “La mayoría de los fertilizantes tiene un PH muy ácido y eso termina haciendo que el suelo sea menos fértil. Con nuestro producto, el PH es neutro y se mantiene la fertilidad”, indica, por su parte, Ferreira.

Al respecto, Ximena Álvarez, subdirectora de Investigación de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la UC, afirmó que, aunque desconoce los detalles de este proyecto, que están muy bien guardados a la espera de obtener su patente, “si el compuesto o la formulación tuviera el efecto que plantean los autores, sería una innovación de alto impacto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *